El IEO estudia los arrecifes coralinos de El Cachucho y del Sistema de Cañones Submarinos de Avilés

11/07/2017

Gracias a dos vehículos submarinos se han filmado zonas inexploradas de estas áreas marinas protegidas a más de 1000 metros de profundidad

Corales, esponjas y otras especies de especial interés para la conservación filmadas en El Cachucho

Corales, esponjas y otras especies de especial interés para la conservación filmadas en El Cachucho

Investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han filmado, gracias a dos vehículos submarinos capaces de trabajar a más de 2000 metros de profundidad, zonas inexploradas de las áreas marinas protegidas de El Cachucho y el Sistema de Cañones Submarinos de Avilés, donde han encontrado arrecifes coralinos y bosques de gorgonias, hábitats de alto interés para la conservación en el contexto de la Red Natura 2000 europea.

Lunes 10 de julio de 2017. Esta mañana llegó al puerto de Santander el buque oceanográfico Ángeles Alvariño, a bordo del cual, un equipo de científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha llevado a cabo una campaña de exploración de hábitats profundos de alto interés para la conservación en el contexto de la Red Natura 2000 europea.

Entre ellos destacan los arrecifes de corales de profundidad y los bosques de gorgonias, que se han filmado en zonas inexploradas entre 600 y 1200 metros de profundidad en el área marina protegida de El Cachucho, una enorme montaña submarina del tamaño de Picos de Europa, y en el Sistema de Cañones Submarinos de Avilés.

Estos dos ecosistemas marinos profundos del mar Cantábrico han sorprendido a la comunidad científica debido a su elevada biodiversidad y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente les ha encomendado su estudio para sustentar la elaboración de los planes de gestión de estas áreas protegidas.

La campaña, denominada ECOMARG 2017, comenzó el pasado 30 de junio y ha concluido con la obtención de una ingente cantidad de material grabado, tanto de video en alta resolución como con cámaras de fotos fija. Durante la campaña se han abordado estudios muy avanzados basados en reconstrucción fotogramétrica de áreas de muestreo mediante un sistema de cámaras en los vehículos submarinos geoposicionadas con gran precisión, lo que permitirá realizar un seguimiento del estado de conservación de los hábitats vulnerables sin ser alterados durante la toma de muestras. Ello permitirá a los científicos repetir mediante campañas sucesivas los estudios en las mismas zonas y comprobar los cambios producidos en las comunidades biológicas, tanto en lo que se refiera a la composición y abundancia de especies como medir el crecimiento de las especies de gran porte como esponjas y corales.

"En esta campaña hemos puesto a punto metodologías muy avanzadas para el estudio de ecosistemas profundos de una forma totalmente respetuosa con el medio ambiente, de tal forma que no dejamos huella con nuestros estudios", apunta Francisco Sánchez, investigador científico Centro Oceanográfico de Santander del IEO y jefe de la campaña ECOMARG. "Estos métodos podrán ser utilizados en el futuro para todo el seguimiento del estado de conservación de las áreas marinas protegidas, al igual que se viene haciendo en tierra mediante censos visuales de las especies de interés", añade el científico.

Otro avance importante de este estudio ha sido el desarrollo, en colaboración con el Departamento de Fotónica de la Universidad de Cantabria y la empresa eDronica, de un sistema muy potente de iluminación submarina mediante el que los científicos han podido tomar imágenes a más de 20 metros de distancia, gracias al uso de longitudes de onda de gran penetración en el agua.

Esta campaña se enmarca en el proyecto ECOMARG (www.ecomarg.com), cuyo objetivo general es el estudio de los ecosistemas marinos profundos y el impacto de las pesquerías. En esta campaña en concreto se abordan investigaciones en las dos grandes áreas del Cantábrico incluidas en la Red Natura 2000 Europea. En este sentido ECOMARG ha servido, primero para diseñar, y ahora para ejecutar un programa de seguimiento de los arrecifes en la Zona Especial de Conservación (ZEC) de El Cachucho y en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) del Sistema de Cañones Submarinos de Avilés.

El Cachucho

Los estudios previos incluidos en el proyecto ECOMARG, entre los años 2003 y 2009, permitieron describir las características ambientales y la biodiversidad de El Cachucho, así como la presencia de hábitats vulnerables encuadrados en la tipología "hábitat 1170 Arrecifes" de la Directiva de Hábitats, como son los campos de gorgonias y las agregaciones de esponjas de profundidad. Posteriormente, y en el contexto del Acuerdo de Encomienda de Gestión con el MAGRAMA (2013-2015), el proyecto ESMAREC realizó un estudio exhaustivo del techo del banco para obtener el cartografiado en alta resolución de los hábitats vulnerables y sus comunidades biológicas, así como estimar los parámetros abióticos que condicionan su presencia.

El Cachucho o Banco Le Danois es una plataforma situada en el mar Cantábrico que tiene una longitud de unos 72 km en su eje este-oeste y sobre 15 km en el eje norte-sur. Tiene una cima prácticamente plana con una profundidad mínima de 424 m y está separado de la plataforma continental cantábrica por una cuenca interna de 25 km de ancho y unos 850 m de profundidad mínima. En su flanco norte presenta unas paredes pronunciadas que caen hasta la llanura abisal situada a 4400 m. La zona fue declarada AMP y ZEC en 2011, convirtiéndose en la primera de España.

Sistema de Cañones Submarinos de Avilés

Por otro lado, el Sistema de Cañones Submarinos de Avilés fue estudiado por el mismo equipo durante el proyecto INDEMARES entre 2008 y 2014.

El cañón de Avilés comienza a 128 metros de profundidad y tiene aproximadamente 75 kilómetros de longitud, con un perfil en forma de V y un fondo fundamentalmente sedimentario. En su cabecera presenta tres cambios bruscos de dirección y su desembocadura, a 4.700 metros, es común para los tres cañones presentes en la zona. El Sistema de Cañones de Avilés constituye uno de los ecosistemas más extraordinarios de la plataforma continental del mar Cantábrico y resulta fundamental para la gran producción existente en áreas circundantes. En él se encuentran hábitats esenciales para los reproductores de importantes especies de interés comercial como la merluza y el rape. Además, en su fachada noreste, aparecen arrecifes de corales de aguas frías y bosques de gorgonias.

El LIC Sistema de Cañones Submarinos de Avilés se encuentra actualmente incluido en el proyecto LIFE+ INTEMARES para diseñar su plan de gestión y, en un periodo no mayor de seis años, convertirlo en ZEC al igual que El Cachucho.

Descarga noticia PDF